martes, 11 de septiembre de 2012

Los colores de la memoria de Edvard Munch


Abrir la primera página de  Edvard Munch: el alma pintada es dar el primer paso por el vestíbulo que conduce a las salas que iremos recorriendo y contemplando la obra, la vida y la evolución constante del  pintor noruego. Es un compacto bastidor sobre el que la autora, Fuensanta Niñirola,  ha extendido un lienzo sobre el que ha trazado con finas pinceladas de historia, literatura, biografía, lugares y paisajes, movimientos y técnicas artísticas el escenario y los interiores de un creador trascendental en el arte de la última centuria, pero también ha dibujado la panorámica de una época convulsa donde bullían y germinaban tendencias, corrientes, autores y artistas con sus crisis, sus luces y sus manchas oscuras. Enmarcado con precisión y amenidad.
Comentó en una entrevista Federico Fellini: me hubiera gustado hacer cine en 1920, haber tenido 20 años entonces. Haber podido aprovechar la época de los pioneros. Este privilegio lo tuvo Edvard  Munch que nació en 1863, momento en el que en París el movimiento impresionista que se está fraguando corta las amarras con el arte academicista y se lanza al mar de la experimentación de  una nueva manera de concebir la pintura tanto conceptual como técnicamente. De estas fuentes primigenias se nutrirá Munch y con mayor hondura, a partir de su primera visita a la capital francesa en 1885, del expresionismo de Van Gogh, Ensor y sobre todo de Gauguin. Coetáneo del puntillismo de Seurat, del expresionismo alemán de Die Brücke y Der Blaue Reiter a quienes influirá, del fauvismo francés, del cubismo, del surrealismo con quien guarda cierta coincidencia onírica. Pero también la literatura ejerce una gran importancia en su obra como Dostoievski, Baudelaire, Mallarmé a quien conoce y retrata o los dramaturgos nórdicos Strinberg e Ibsen. La música baila entre sus colores en algunos de sus lienzos. En palabras de Fuensanta Niñirola, Edvard Munch es un artista independiente, personalísimo; un jinete solitario, una estrella que brilla sola en el firmamento del arte europeo, aunque no exento de influencias y ligazón en su paleta y estilo.
Es un pintor donde vestigios del romanticismo pictórico, ciertas pinceladas del realismo, el impresionismo, el expresionismo y el simbolismo confluyen con otros estilos. Pero es el simbolismo la constante en su obra. En las líneas, la luz, las pinceladas finas o amplias, sueltas o medidas, los colores, el uso del color –apunta Niñirola- es simbólico en Munch por lo que resulta muy subjetivo y a veces difícil de interpretar. Una cara verde sugiere sufrimiento o angustia, mientras que una cara roja simboliza ira o muerte.  Y se advierte claramente en los temas representados: la vida y  la muerte. El erotismo, el sexo, la mujer poseen una dimensión simbólica y metafórica, más que psicológica. Sus obsesiones acentuadas por las crisis nerviosas, agravadas por el alcohol, forman parte de sus cuadros. La autora teje a lo largo de seis capítulos la compleja personalidad del pintor con su producción artística, enfocando miradas y perspectivas desde las que el lector puede ver y admirar  o profundizar en sus cuadros y sus múltiples versiones y series. Intercaladas estratégicamente encontramos fichas que definen movimientos artísticos, técnicas y materiales, la relación artística del pintor con el dramaturgo sueco Strinberg, escritos de Munch extraídos de sus Diarios y  su vinculación con la fotografía.
Pronunciar el apellido Munch es visualizar un Grito angustioso, de un clamoroso silencio que se expande por el lienzo y que resuena como un eco en el interior de quien lo contempla. Es la obra insignia que suele ocultar al gran público una ingente producción de igual o superior intensidad y calidad que Niñirola nos va desvelando paso a paso con rigor y plasticidad. En el desolado panorama bibliográfico de obras que analicen la trayectoria vital y artística de Edvar Munch en nuestro país, este pormenorizado y desmenuzado estudio nos acerca de una manera didáctica y placentera a las claves artísticas y personales del autor atormentado por sus fantasmas familiares y su incapacidad para relacionarse con los demás. Su soledad no derivaba de una marginación social sino fue una elección del propio artista. Él era consciente de que cualquier aceptación implicaba renuncia. Apunta Niñirola, Munch está convencido de que no hay alegría sin dolor, que son dos caras de la misma moneda.
El legado de Munch se centra mayoritariamente en su prolífica obra reunida en gran parte en su Museo de Oslo y en multitud de soportes derivados de las variadas técnicas que empleó desde óleos, litografías, aguafuertes, xilografías, fotografía, etc. y en su influencia en el arte posterior tanto en la pintura como en el cine.  Es el caso del cine expresionista alemán o en ciertas composiciones de Igmar Bergman. Sin olvidar su importante relación con el teatro y la literatura. Y que llega hasta el arte actual. Un ejemplo lo encontramos en el pintor inglés David Hockney (Bradford 1937) que emplea el recurso de la memoria para pintar en su estudio. Munch escribió al respecto un siglo antes: No pinto lo que veo sino lo que vi.
La portada la ilustra Vampyr donde una mujer hunde sus labios en el cuello de un hombre, es un símbolo de lo que este libro ejerce sobre el lector. Extrae su atención apasionada sobre Edvard Munch, su obra y su entorno tan convulso, inestable, cambiante, vanguardista como el propio pintor. Siguiendo la línea pictórica de Munch, la autora traza líneas concéntricas en perspectiva, diagonal o combadas que nos van llevando al núcleo, a la esencia del pintor noruego. Un libro de arte que se lee como una novela.
Fuensanta Niñirola está estrechamente vinculada con el Arte y la Literatura.  Licenciada en Filosofía y Letras y en Bellas Artes, ha trabajado en su obra artística y ha impartido docencia en artes plásticas. Es diseñadora gráfica, ilustradora en papel y medios digitales y crítica literaria. Sus análisis y reseñas bibliográficas aparecen en revistas, portales web  y en su blog La hora azul bajo el seudónimo de Ariodante. Ha publicado relatos en libros colectivos como en El desván de las palabras, Cuento de otoño y otros relatos  y en Nueve relatos y un cadáver.
Datos del libro:
Título: Edvard Munch: el alma pintada
Autora: Fuensanta Niñirola
Editorial:  Ártica, 2012
ISBN: 978-84-938792-3-5
Safe Creative #1211082653216

50 comentarios:

  1. INFINITAS GRACIAS POR ACOMPAÑARME EN EL DIA DE MI CUMPLEAÑOS, LO VALORO MUCHO, LO LLEVO EN EL CORAZÓN. FUE UN DIA IMBORRABLE, DE ESOS QUE NO SE OLVIDAN JAMAS.
    BESOS Y ABRAZOS.

    PD PERDONA MIS AUSENCIAS, SABES QUE TE QUIERO Y TE ADMIRO MUCHISIMO POR TU CALIDEZ, TU AMISTAD, TU ALMA TRANSPARENTE... ERES UNA GRAN PERSONA FELICIDAD.

    MILES DE BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luján, me alegro mucho que hayas sido muy feliz en la celebración de tu cumpleaños. Contenta, yo también, por participar desde la distancia en ese día tan especial.
      No te peocupes por nada, ya lo hemos hablado, amiga.
      Un abrazo grande y fraterno

      Eliminar
  2. Hola, es un placer leerte,
    Que tengas un feliz día
    Un abrazo
    También decirte que no se que pasa pero tengo problemas para ver algunos de los blogs, incluido el mío que lo mismo lo veo que no, abecés me faltan cosas en la entrada es un lío

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, una alegría volver a encontrarnos en el Café Literario.
      Espero que todo vaya muy bien por Sevilla.
      Gracias por tu visita y por tus palabras.
      Un cálido abrazo

      Eliminar
  3. Excelente la introducción que haces al libro de Ariodante, nos muestras con pinceladas firmes al autor del famoso Grito, como el veía el mundo a través de sus colores y de como su soledad fue elegida. Que interesante eso de "No pinto lo que veo si no lo que vi", pintaba con los ojos del recuerdo, de las sensaciones... creo que vale la pena leer el libro completo.
    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida María, esta reseña del libro Edvard Munch: el alma pintada de Fuensanta Niñirola es apenas una pincelada para dar a conocer la existencia de este profundo e interesante estudio sobre el artista noruego. No abundan análisis en español de Munch con la exhaustividad y rigor que la autora ha realizado en este libro.
      Un abrazo grande, María

      Eliminar
  4. Me encantò èsta introducciòn al libro.
    El alma pintada tiene todos los ingredientes que me agradan.
    Irè a visitar el espacio de Ariodante.

    Gracias Felicidad por compartir con nosotros èsta bella entrada.

    Besitos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adriana, te gustará el espacio de Ariodante. Además de escribir libros tan atractivos y sugerentes como Edvard Munch: el alma pintada, elabora magníficos artículos de novelas, libros de relatos, etc., auténticas guías de lecturas recomendables.
      Un abrazo cálido, amiga

      Eliminar
  5. Muy buena entrada.
    Gracias por aumentar mi conocimiento en la materia ya que no tenia el gusto de conocer a este gran artista.
    Un abrazo calido y que tengas linda semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Betty, me alegra que esta entrada te haya llevado a conocer al pintor noruego Edvard Munch.
      Gracias por tu lectura.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  6. Es magnifico tu aporte a la obra de Niñirola/Ariodante, me gusto mucho leer tan atractivo prologo.
    Felicidades a la autora y a la prologuista.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carolina, con esta reseña solo he pretendido dar a conocer en el Café Literario este interesante libro de Fuensanta Niñirola. Lo he leído y me ha parecido, tanto su contenido como la forma en la que está escrito, una lectrua más que recomendable.
      Un abrazo muy cálido, amiga

      Eliminar
  7. Hola Felicidad, que interesante informacion, buscare ese libro la proxima vez que acuda a la libreria que acostumbro. Un placer leerte amiga, cuidate mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandra, sí es un libro muy recomendable y seguro que te gustará.
      Gracias, amiga
      Un abrazo grande hasta México

      Eliminar
  8. Felicidad, me ha agradado mucho el profundizar en éste gran maestro que para muchos es casi un desconocido.
    Personalmente conozco El grito, por supuesto, Niña y madre muerta, Pubertad, Gólgota y poco más... pero es lo suficiente para ver cómo en tan variada temática el autor es fácilmente reconocible.
    Son sus colores y sus trazos lo que siguiendo la misma tónica hacen cada pintura única.
    Yo no entiendo nada de pintura, qué más quisiera, pero sí que tengo curiosidad por algunos pintores.
    Un cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belén, como bien dices Munch es reconocible en el trazo, en el color, en la técnica y, sobre todo, en la temática. Mencionas obras muy interesanes del pintor noruego y no tan conocidas como El Grito pero igual o más significativas.
      Me alegra que te sientas atraída por la pintura, más allá del conocmiento específico, es la satisfacción espiritual que produce.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  9. Muy buena entrada, es un placer lerte.
    Que tengas una feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maruja, gracias por visitar este Café Literario y por tu lectura.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar

  10. Muy interesante la introducción que haces al libro de Fuensanta Niñirola que nos introduce en la vida y obra de este gran pintor. En el que su estilo puede definirse como poderoso, simple, directo, fuerte, impactante…
    Me alegra nos volvemos a encontrar después de vacaciones.

    Un fuerte y cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sneyder, también me alegra volver a tu espacio poético y luminoso después de las vacaciones.
      Edvard Munch está profundamente diseccionado en este libro de Fuensanta Niñirola y que entre otros temas destaca el análisis de su estilo impactante como bien dices.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  11. "Me quedé paralizado temblando de ansiedad, y sentí que un grito infinito atravesaba la naturaleza". Parte escrita de lo dicho por el pintor de su impresión para componer esta obra universal. "...un grito infinito atravezaba la naturaleza". Mucho es lo que se ha escrito sobre esta obra que es el epicentro de su creación. Su universalidad se corresponde con ese gesto humano recurso que condensa y explota luego de una acumulación de emociones ya sean felices o desgraciadas. En los partos hay un grito de la criatura que nace y de la madre que da a luz, cuando ya no se puede soportar la pena o el dolor espiritual o físico el desgarre es un grito. Hay gritos cuando se hace el amor con pasión descontrolada, cuando hay júbilo incontenible por un triunfo o buena sorpresa...hay música y canciones que nacen de un grito como el flamenco o el blues en su lamento prolongado. El AUM u OM en yoga es un grito controlado que está más allá de la alegría o la pena, del placer o del dolor.
    "El Grito" nace en un lugar por donde el artista solía caminar, al frente había un sanatorio para enfermas mentales cuyos gritos eran escuchados por quienes pasaban por ese sitio, una hermana del pintor estaba recluída alli. También había un matadero de vacunos cuyos gritos y gemidos al igual eran escuchados ahí mismo, como si fuera poco ese espacio era escogido por muchos suicidas par acabar sus días. Todo un ambiente dantesco justo al atardecer.
    Pero esto para el artista solo fue una parte de su atormentada vida ya que su madre murió cuando él era aún un niño, quedando al cuidado de su padre que era un déspota poseso de una fe luterana enfermiza, culposa, represora y prohibitiva cosa que era normal en aquella época en esa sociedad donde creció Munch.
    Se dice también que el artista conservó en su memoria la contemplación de una momia inca vista en París cuando aún no pintaba con el estilo que se le conoce, y que es muy similar en sus características con la figura que escucha o grita en la pintura.
    Es uno de los pintores que lleva a sus máximos la pintura de las almas atormentadas, rasgo que tiñe incluso los momentos de amor, la expresión de la misma naturaleza o los paisajes urbanos. Las mujeres siempre están atravezadas y presas de este espíritu de angustia. La figura del grito es la condensación de lo femenino y de lo masculino y de la naturaleza, en suma de un universo en pena que ha llegado al límite y no encuentra salida. Una obra que no es luminosa ni oscura, ni cálida ni fría y mas sinembargo no quiebra los colores ni los tonos, que expresa un grito y a la vez escucha ese mismo grito. Es la pena de lo humano recogida en sus límites dentro de la plástica.
    Bien mejor termino aquí porque la pintura que has hecho de esta reseña me entusiasmó. Estaré visitando las librerías para ver el libro con la intención de trasladarlo a los anaqueles de mi biblio.
    Mi abrazo querida Escritora, gracias por traer tan sustancial tema, eres un verdadero terremoto espiritual ja ja ja!!!
    PD: Quienes meditan de seguro al inicio han tenido una sensación y visión de ondas luminosas tenues que llegan del espacio por la parte posterior de la cabeza y se disuelven o desaparecen llegando a los ojos, esas ondas son en su forma muy similares a las que el pintor plasma cerca de la mano izquierda de la figura central del cuadro, pero claro que no son ondas que ambientan atmósferas tan sombrías, todo lo contrario son ondas de mucha tranquilidad y serenidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Aristos, el expresionismo de Munch está estrechamente vinculado a su época, al contexto artístico e intelectual del que se nutrió pero fundamentalmente a su propia y atormentada vida. Su inestabilidad mental y su alcoholismo. Una personalidad complicada y de complejas relaciones con los demás, especialmente con las mujeres con las que siempre mantuvo una tensión dramática. Su mundo interior terminaba aflorando entre pinceles y colores, líneas y formas. Y son esas turbulencias las que no dejan indiferentes a los que contemplan su prolífica obra.
      El Grito es su pintura más difundida y resulta inquietante en la las líneas que la agitan y en ese grito que clama en silencio. Aristos no sé cómo agradecerte este profundo análisis sobre Munch y El Grito que enriquece e ilustra este espacio y que en sí es un artículo para publicarse como tal. Gracias por esta magnífica aportación.Es un lujo para el Café Literario.
      Como bien apuntas las ondas que se expanden en la levedad de la meditación apenas rozan la pulsión dramática del artista. Sus ondas son agitación y tragedia y así logra transmitirlas.
      Un abrazo grande

      Eliminar
  12. Una introducción impecable, llena de esa escritura fácil que posees para decir las cosas altas sin levantar la voz.
    Perfecto el acercamiento a un gran artista.
    Un abrazo amiga. Estás magnífica, como si el verano te hubiese llenado de vitalidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Diego, gracias por tu lectura de escritor y por tus generosas palabras.
      La verdad es que el verano ha supuesto un período de descanso y de necesaria recuperación, amigo.
      Un cálido abrazo

      Eliminar
  13. Perfecta Reseña.
    Esa Alma pintada tiene una gran Fuerza de sentimientos y soledades impuestas.
    ¡¡¡Gracias!!! Por compartir tan didáctico e interesante Post.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro, así es, el pintor noruego eligió la soledad pero, al mismo tiempo, se valió de ella para dejarnos una extensa producción en variadas técnicas.
      Gracias a ti por venir al Café Literario y por tu lectura.
      Un abrazo grande

      Eliminar
  14. Esta es una entrada sin duda excepcional, querida Felicidad, pues al mismo tiempo que nos informas sobre este libro de Fuensanta Niñirola, nos creas la inquietud sobre el mismo con tu magnifico comentario a la obra del genial pintor noruego, autor de la famosa obra "El grito,Skrik en noruego", obra en donde yo, con una visión muy personal y lejos de los expertos en arte, encuentro esos trazos fuertes que caracterizan la pintura de Van Gogh, que se me antoja es la expresión de esas vidas caóticas y de sufrimiento que tanto Edvard Munch y Van Goth vivieron; ahora bien, tampoco me sorprende ese amistad de Munch con August Strindberg, dos hombres sicológicamente inestables, pero con una genialidad impresionante.
    Querida Felicidad, ya tú has hecho una estupenda introducción a la obra de Fuensanta Niñirola y Aristos a hecho aquí un comentario de lujo sobre Munch, por lo tanto, no me queda más que regocijarme de poder leer un blog como el tuyo.
    Un aplauso frenético para ti!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gustavo, el interesante estudio que realiza Fuensanta Niñirola en su libro nos muestra al pintor y su obra con continuas referencias a sus diarios, donde Munch dejó anotadas sus impresiones, ideas, pensamientos, etc. sobre sus creaciones. Y, sin duda amigo, la huella de Van Gogh está latente. Él vivió a caballo entre el siglo XIX y XX, lo que le permitió impregnarse y absorver la savia artística que corría por Europa, principalmente en París y Berlín.
      Como no pudo ser de otra manera con Strinberg tuvo una relación complicada pero enriquecedora para el arte.
      Este libro tiene la virtud de adentrarse en el artista y su obra conectándolo con su entorno literario, artístico, cultural, familiar, etc., lo que nos permite tener una visión amplia de Edvard Munch.
      Querido Gustavo, gracias por iluminar el Café Literario.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  15. Hola tesoro.
    Una reseña (o introducción) fantástica de un libro que no conocía. El pintor me gusta; me encanta, mejor dicho.
    Seguro que conocerás que Munch decía de sí mismo que intentaba diseccionar almas. Así los argumentos que con más frecuencia se ofrecen en su obra son aquellos que se relacionan con el mundo de los sentimientos y con las tragedias del hombre.
    "Me gusta mucho" la sensación de profunda angustia que refleja El Grito...

    Así que hoy, en mi mesita, he disfrutado leyéndote en otra parcela de tu buen hacer.

    Un beso muy grande, que eres "más maja que las pesetas".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Towanda, hoy en tu mesita he querido dejarte un libro de arte.
      El itinerario personal y artístico de un pintor que nos transmite emociones intensas pero también sus obras, como bien apuntas, disecciona almas, se asoma al interior. Son como relatos o escenas de teatro que enfrentan al ser humano con sí mismo.
      Me alegra que te haya gustado, amiga.
      Ah me ha encantado esa relación con las pesetas. Suena a nostalgia y a recuerdo que va y viene y siempre está ahí.
      Un beso grande también para ti

      Eliminar
  16. Munch. Siempre me ha producido una autentica imperiosa, necesidad de constante observación. Es imprescindible analizarlo, porque distorsiona y provoca. Todas sus pinturas, son un grito airado de dolor o de placer, y eso mi querida Felicidad es alienante. Sus tormentosas relaciones causadas, por un tipo de personalidad un tanto caótica y problemática, son el detonante y a la vez consecuencia directa de su obra. Munch es intenso, y él es El Grito.
    Se agradece Felicidad, conocer de esta interesante artista y escritora, que ha escogido a Munch como fuente inspiradora de su ensayo. Involucrarse en su vida y en su obra tiene que haber sido un trabajo muy interesante, ya que son contados los artistas, donde esa estrecha relación es notablemente identificable.
    Un beso mi querida escritora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida poeta y pintora, en la obra de Munch como tan bien refieres no cabe únicamente la contemplación. Suele agitar y provocar emociones y sensaciones intensas. Muy vinculadas a su propia y tormentosa relación con el entorno. A su compleja vida interior, a sus obsesiones, a sus desequilibrios.
      Niñirola artista y escritora, disecciona como nadie el alma pintada del creador noruego y su intenso trabajo se ha visto compensado con este magnífico libro que he tenido la fortuna de conocer.
      Un beso grande mi querida amiga chilena.

      Eliminar
  17. Hola!! Buenos días

    Que tengas un feliz día

    ResponderEliminar
  18. Quiero antes de nada agredecer por tu comentario querida Felicidad, yo he pasado un tanto distante del blog por motivos personales , ahora leo tu faceta de opinión del arte, que igual que tus relatos me deja el deseo de saber más , me motiva conocer más y conocerte a través de lo que escribes , gracias por escribir y compartir , un abrazo Felicidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pablo, gracias por tener la deferencia de pasar por el Café Literario. Una alegría saludarte.
      Agradezco tus palabras. Que todo vaya bien, amigo.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  19. Felicidad, no conocía este libro, gracias por la información que nos das sobre él, ahora estoy comenzando a leer un libro, yo voy lenta para esas cosas porque lo cojo poco, pero tendré en cuenta ese libro para próximas lecturas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, gracias por tu lectura. Me alegra que te haya motivado a conocer Edvard Munch: el alma pintada, sin duda un gran y profundo estudio sobre este pintor noruego.
      un beso grande

      Eliminar
  20. Cores fortes para pintar O Grito, já famoso...que tanto fala de dor como de prazer!
    Gostei do teu texto.
    Beijo e um bom fim de semana.
    Graça

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graça, agradezco su visita al Café Literario.
      Me alegra que te haya gustado este artículo del Libro de Edvard Munch: el alama pintada de Fuensanta Niñirola.
      Un abraço grande y un bom fim de semana

      Eliminar
  21. Respuestas
    1. Omar, así es El Gritos es una de las obras más conocidas de Munch y una de las tantas versiones que hizo sobre él se ha vendido recientemente un precio ciertamente elevado.
      Gracias por tu visita al Café Literario
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  22. Aprendo sempre que aqui venho. Sinto tanto não ter podido visitá-la com mais frequência! Abraços, Felicidad. E ótima semana.
    Gilson.

    ResponderEliminar
  23. gracias por la información sobre Munch.
    Saludos
    David

    ResponderEliminar
  24. Felicidad,descubro esta entrada,que me había perdido,pero nunca es tarde si la dicha es buena.Te agradezco la valiosa información que nos dás del libro de Fuensanta Niñirola...Una obra muy interesante sobre el pintor: Edvard Munch,su vida y sus pinturas.Lo tendremos en cuenta el arte es sumamente interesante para entender la evolución del hombre y de la humanidad.
    Mi felicitación por tu excelente entrada y mi abrazo grande por tu cercanía y buen hacer,Felicidad.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  25. No conocía yo este libro pero tu estupenda entrada ha hecho que ya no pueda dejar de pensar en el por lo que lo leeré

    Dos besos y otro por mi retraso

    ResponderEliminar
  26. Wow! Finally I got a website from where I can actually get
    helpful information concerning my study and knowledge.


    Also visit my site :: http://dentistshealthqi4.bloghi.com/

    ResponderEliminar
  27. I was wondering if you ever considered changing the
    structure of your blog? Its very well written; I love what youve got to say.
    But maybe you could a little more in the way of content so people could connect with it better.
    Youve got an awful lot of text for only having 1 or two images.
    Maybe you could space it out better?

    My blog :: michigan cpl application

    ResponderEliminar