domingo, 27 de diciembre de 2020

Buenos Aires 1929 Café Literario cumple 10 años: 320.000 visitas recibidas y muchas historias que contar


 

Felicidad Batista. Café Tortoni. Buenos Aires. Argentina 

Buenos Aires 1929 Café Literario cumple 10 años. Una década cargada de relatos, reseñas, crónicas, artículos y textos diversos. Ha alcanzado casi 320. 000 visitas. Diez años de conocer otros escritores y escritoras a través de sus espacios. Encuentros de aprendizaje y enriquecimiento. Pero sobre todo, de enlazar amistades que perduran  en el trato o en el recuerdo. Diez años de una trayectoria literaria publicada que ha sido intensa, incasable y emotiva. 
El blog surgió de una decisión que tomé el 7 de agosto de 2010. Me encontraba de viaje por Argentina. Estaba sentada en las gradas del estadio de "La Bombonera" en el barrio de La Boca, Buenos Aires. Trataba, aquella mañana de invierno luminoso, de escuchar, en aquel silencio diáfano,  el rugido, el estruendo de los aficionados, los saltos que estremecen sus gradas y el cercano Caminito. Reparé entonces en un cartel publicitario. Decía:  "Destapá felicidad". 

Estadio La Bombonera

Pensé en aquel instante que tal vez sería una buena idea publicar cuanto desde la infancia había escrito al socaire del silencio y lo invisible. Pondría en marcha un blog  donde mis amigos y conocidos los leyeran. Así que meses después de regresar a Canarias decidí que llevaría el título de uno de mis primeros relatos leídos en público: Buenas Aires 1929, durante un curso en la Escuela Canaria de Creación Literaria. En diciembre, por fin, me atreví a abrir este café literario. 

Pronto comenzaron a entrar lectores de muchas partes del mundo. América Latina, América del Norte y Europa, sobre todo. Dejaban sus comentarios y cuando alcanzó las 100 visitas me pareció que había llegado muy lejos. Pero solo era el principio de una década cargada de acontecimientos literarios que nunca imaginé que pudieran suceder.

Empecé a recibir invitaciones para publicar en otros blogs, en revistas y en antologías de Venezuela, Argentina, Chile y en España a través de Generación Bibliocafé de Valencia. Llegaron algunos premios literarios y las primeros relatos editados en papel. 


Felicidad Batista. Acto de Premiación. Lebu. Chile


Felicidad Batista. Placa con el relato Luz de tango. Ganador del I Certamen Internacional Pleamar. Centro Cultural KemKem. Quequén. Argentina

Declarada de Interés Cultural por la Secretaría Cultural de Mar del Plata. Argentina. Con el representante cultural, el música Alberto Chahin y la cantante de tango Soraya Ruth. Felicidad Batista

Y de aquellos relatos aparecidos en el blog y otros inéditos, en 2014, se publicó Los espejos que se miran. 50 relatos y cuentos con imagen de cubierta e ilustraciones de la artista y crítica literaria Fuensanta Niñirola y la edición de Mauro Guillén.


Presentación en Arafo con el entonces alcalde José Juan Lemes, el escritor y actual Diputado del Común Rafael Yanes Mesa y Felicidad Batista

Tres años más tarde después de repetir viajes a la Argentina austral y adentrarme también en la Patagonia chilena, escribí Relatos de la Patagonia


Ruta del Fin del Mundo. Chile

Relatos de la Patagonia asomado a la librería Ateneo Grand Splendid. 
Buenos Aires, Argentina

Presentación de los Relatos de la Patagonia en la Biblioteca Pública de Quequén. Provincia de Buenos Aires. Con los escritores Juan Manuel Montero Lacasa y José Rhsaid


Felicidad Batista. Biblioteca Pública de Quequén.
Provincia de Buenos Aires. Argentina


La primera edición de mi novela Finis Mare vio la luz a finales de 2017, la segunda edición en 2018, y la reimpresión a comienzos de 2020.




Presentación en Arafo con el escritor y actual Diputado del Común Rafael Yanes Mesa. la escritora y editora Elena Morales, el escritor, diseñador gráfico y autor de la cubierta Jacobo Tendero y Felicidad Batista

Booktrailer de Finis Mare





Fue el año que entré como socia en la Asociación Cultural de Escritores ACTE-Canarias y que hoy tengo el honor de presidir.





Actividades, eventos, participaciones, recitales y acontecimientos que siempre me han llenado de estímulo para seguir trabajando. En ese sentido todas y cada una de las antologías en las que he intervenido han sido siempre la primera. Y ninguna hubiera sido posible sin este primer paso en el blog.



Una década de publicaciones que partieron de aquel Estadio del Club Atlético Boca Juniors de 2010. Era una mañana de invierno austral y también fue en el invierno, pero boreal, cuando abrió sus puertas. Un blog lleno de amigos que guardo como el mejor de los premios. 

Sé que he publicado más de 200 relatos, repartidos  en Los espejos que se miran, Relatos de la Patagonia y en más de cuarenta antologías, páginas webs, periódicos, blogs, etc. Una novela, Finis Mare, que pronto serán más. Y en diferentes países: Argentina, Chile, Colombia, Honduras, México, Nicaragua, Perú y España. Sin embargo, lo percibo como una trayectoria que apenas comienza. Un Caminito nuevo que se construye cada vez que nos enfrentamos a una de nuestras historias. Cada vez que nos sumergimos en la ficción para rescatar pedacitos de realidad. Una ruta de la que siempre partimos del kilómetro cero y el recorrido no es más que el aprendizaje continuo desde la certeza de que está aún todo por hacer.  

Escribir es leer y después trabajar incansablemente. Y lo que da sentido a tantas horas, años y silencios en la intimidad de la creación, es la magia inesperada de quienes nos leen. A quienes agradezco permanentemente su tiempo y sus miradas lectoras.

GRACIAS a todos los que a lo largo de estos años han entrado, se han sentado en este café literario, y han tenido la deferencia de conocer mis letras que, junto a un buen café, hemos compartido.

La navegación continúa. 

Nos encontramos en Buenos Aires 1929 Café Literario,  en las redes sociales y en la página web de esta autora.



MUCHAS GRACIAS POR ESTOS DIEZ AÑOS



miércoles, 9 de septiembre de 2020

GENERACIÓN 21: NUEVAS NOVELISTAS CANARIAS

Artículo de Eduardo García Rojas en El Escobillón


G21:Nuevas novelistas canarias, en octubre


La publicación de G 21: nuevos novelistas canarios significó un antes y un después en la agitada historia de la literatura escrita en las islas. El libro reunía doce relatos de doce escritores de las islas que dio a conocer en mucho de los casos a autores que, viviendo en el mismo archipiélago, no se conocían, así que también sirvió para que tomaran contacto unos con otros porque además de haber nacido en la misma década, los sesenta del pasado siglo XX, los unía mismas inquietudes creativas pese a que sus orígenes literarios fueran diversos.

El libro dio a conocer a escritores radicalmente diferentes y algunos han conseguido consolidar su trayectoria literaria no solo en las islas sino también en el ámbito nacional. 

G21, la apuesta, había ganado la partida. 

Una decena de años después el mismo editor, Ánghel Morales, repite la experiencia con G21: nuevas novelistas canarias, un proyecto que Morales iba mascando desde hace varios años y en el que ahora presenta doce relatos de doce escritoras que ya cuentan con un notable bagaje de publicaciones en su biografía y volumen que está previsto que se presente el 21 de octubre en el Casino Principal de Tenerife, en la capital tinerfeña, por Miriam Z. Albéniz en un acto que arroparán, probablemente, las doce narradores que participan con sus historias en el libro.

Ellas son (en cursiva el título del cuento con el que colaboran): 

Felicidad Batista con Suite para un faro

Cristi Cruz Reyes con Páginas aladas

María Teresa de Vega con Caciquismo literario

Cecilia Domínguez Luis con Y en eso llegó Ariadna

Pilar Escalona con Ayoze en la Punta del Hidalgo

Ana Joyanes Romo con Úrsula, de consuegra

Elizabeth López Caballero con Bajo la piel

Mayte Martín con La vida te empuja, Julieta, te empuja

Fátima Martín Rodríguez con Espejismo

Maca Martinón con Tres golpes capitales

María Candelaria Pérez Galván con Por nada del mundo

Elena Puchalt Ruiz con El caso del artista

Saludos, a la espera un vez más, desde este lado del ordenador


domingo, 30 de agosto de 2020

viernes, 8 de mayo de 2020

CHARLAS MINIFICCIÓN YURENA GONZÁLEZ HERRERA CON FELICIDAD BATISTA

Entrevista realizada el 6 de mayo de 2020 por Yurena González Herrera a Felicidad Batista en Instagram. En el marco de semanas dedicadas, cada día a entrevistar diferentes escritoras de Argentina, Chile, México, Perú y España sobre el género de la minificción.







martes, 18 de febrero de 2020

RELATOS DE LA PATAGONIA DE FELICIDAD BATISTA. RESEÑA DE RUBÉN METTINI

Agradecer al escritor Rubén Mettini la reseña que realizó sobre Relatos de la Patagonia. Así como a la escritora Irma Ariola Medina por publicarlo en Palabra y Verso


TE RECOMENDAMOS Relatos de la Patagonia, de Felicidad Batista

Relatos de la Patagonia, de Felicidad Batista





Una reseña de Rubén Mettini


Edita Jam Ediciones. 2017
Felicidad Batista tiene un marcado interés por los temas latinoamericanos, por sus espacios, geografía y personajes. Deduzco que ha viajado mucho por esas tierras, especialmente por América del Sur y de aquí seguramente extrae su bagaje narrativo de lugares y experiencias que marcaron su vida.
Si su novela Finis Mare, que reseñé hace unos meses para el blog de Palabra y verso escritores, creaba un Arafo imaginario y nos contaba secretos de esas tierras tinerfeñas, con la absoluta presencia del mar, en este libro se sumerge de lleno en la Patagonia, un extenso territorio que ocupa el sur de Argentina y Chile. El libro contiene 14 cuentos de perfecta escritura, cuyas traman ocurren entre finales del 1800 y comienzos del siglo XX, aunque algún cuento se remonta a Magallanes.
Lo verdaderamente llamativo es como el desmesurado espacio se vuelve un protagonista más en cada cuento. Las extensas llanuras, los parajes desérticos, las islas del sur de Chile, el oleaje furioso que afrontan los navegantes a riesgo de perder su vida, el viento incesante que enloquece a los protagonistas. Cito aquí un fragmento del relato La bibliotecaria del viento, que nos habla del viento austral:
«En el sur –contó aquel hombre de norte– las tierras son bravías y para resistir, hay que tener en la sangre el mismo hielo que habita fuera. Ustedes dicen conocer el viento, pero el austral es indomable y cruel. Y no se apiada ni de los árboles, a los que doblega, ni de los animales, a los que los golpea, ni de los hombres, a los que hace desaparecer.»
En ese espacio se mueven irlandeses y escoceses, alemanes, gente venida de países eslavos, hombres que buscan oro, mujeres que subidas a un carro llevan libros por los pueblos, hombres que se enrolan en un barco para ir a pescar lobos marinos, mujeres que, con su familia, adquieren una tierra seca, llena de cascotes, y plantan parras, crían ganado y transforman el sitio inhóspito en su morada definitiva.
Felicidad Batista utiliza casi siempre una primera persona que cuenta la historia, pero no siempre su propia historia. Son relatos que se oyen en un almacén, en una taberna o en un puerto. Alguien que vio a alguien en sus recorridos por esos parajes y conoció su historia. Así las anécdotas llegan de voces lejanas. Ese narrador relator entronca de manera clara con la narrativa gauchesca argentina. Admiro en la escritora su seguridad para construir sus relatos. Desde el inicio nos conduce a un párrafo o frase final que hará que el cuento sea un todo, un artificio compacto. No guarda ese final como sorpresa, como ocurre en tantos relatos, sino a la manera de un broche áureo que nos configura la totalidad.
A esos narradores en primera persona que oyeron singulares historias y nos las relatan, hay que sumar la prosa exquisita, donde cada palabra pesa, donde las descripciones tienen precisión y belleza. Una prosa que aúna delicadeza y fuerza. Me atrevería a decir que Felicidad Batista es una de las mejores narradoras jóvenes de las islas.
Recomiendo la lectura de Relatos de la Patagonia. Debería ser prescriptivo en las escuelas secundarias para aprender eso que le dieron en llamar “cómo se escribe un cuento”. Y termino con una breve biografía de la escritora. Felicidad Batista nació en Arafo (Tenerife). Es Licenciada en Historia del Arte y trabaja en la Biblioteca de Presidencia del Gobierno de Canarias. Ha publicado en Argentina, Chile, Perú y Venezuela. Su primer libro de relatos fue Los espejos que se miran, el segundo es este. Su primera novela fue Finis Mare, editada por Escritura entre las nubes; su 2º edición apareció en 2017.