Biografía Literaria

Felicidad Batista (Arafo, Tenerife). Licenciada en Geografía e Historia. Especialidad en Historia del Arte. Escritora y bibliotecaria de la Biblioteca de Presidencia del Gobierno de Canarias. Autora de la novela Finis Mare 1ª ed. (2017), 2ª ed. (2018), 1ª reimpresión 2020; Relatos de la Patagonia (2017), 3ª reimpresión 2019 y Los espejos que se miran (2014), 2ª reimpresión 2018.

Ha publicado en treinta y cinco antologías. Ha escrito para revistas literarias en Venezuela, Argentina, Chile, Perú y España. Ha colaborado en secciones literarias de periódicos canarios y de Aragón y Valencia.

Declarada su actividad literaria de Interés Cultural por la Secretaría Cultural de Mar del Plata (Argentina).

Vicepresidenta de la Asociación Cultural Canaria de Escritores-ACTE, donde dirige la colección de narrativa Teide. Socia de la Asociación Cultural Canario Argentina Pedro Lino (ACCA). Pertenece al colectivo literario Generación Bibliocafé de Valencia.

Colabora en las revistas digitales Tamasma Cultura en la sección “Tinta de drago” y en Tenerife en Activo. Pertenece al grupo literario “Voces desde la intimidad”. Participa en el programa de radio cultural Faro al Sur de Argentina con la sección “Desde el otro faro”. Impartió una master class sobre el género del microrrelato en UNICEN, Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (Quequén), en el I Encuentro Internacional de Microrrelato organizado por el Centro Cultural Kemkem. Participó en el Festival de Literatura y Viajes “Periplo” (Puerto de la Cruz). Jurado de certámenes literarios internacionales en Argentina, Chile y España.

Primer premio I Certamen Pleamar de Microrrelato, Argentina. Segundo Premio 55º Concurso Internacional Poesía y Narrativa, Argentina. Segundo Premio XIII Certamen del Centro Cultural del Tango, Argentina. Tercer Premio XII Certamen del Centro Cultural del Tango, Argentina, Premiada en el Concurso Literario Gonzalo Rojas Pizarro y en el Certamen Internacional Lebu en pocas palabras en Chile. Primeras Menciones, Menciones especiales, de honor y finalista de distintos certámenes literarios nacionales e internacionales.

domingo, 29 de enero de 2012

Alcaravanes en la noche


Graznidos de alcaravanes se multiplicaron en el eco del barranco en aquella noche calurosa. Algunas piedras del sendero se despeñaban cuando tropezábamos entre las sombras que dejaba la luz del candil. Fantasmas de higueras trepaban por la ladera. Raúl arrastraba los pasos y, de vez en cuando, tenía que empujarlo con los cañones de la escopeta. La cabeza le bailoteaba hacia delante y las manos atadas a la espalda le temblaban. El grito de los pájaros arreciaba con el gimoteo de mujer asustada que emitía el poeta. ¡Más rápido cobarde! le gritaba. Él quería retrasar la llegada a la boca del cráter.



No olvido cuando pasó subido en la camioneta jaleando la llegada de la República. Y tuve que apartar a tu padre de ese grupito de amigos dominado por Raúl Rivera. Sobre todo cuando éste  instauró los Juegos Florales en el Centro Unión y Progreso de Bórcor. Certamen que otorgaba premios a versos blasfemos que atacaban a la patria y a la decencia. Una noche aceché los movimientos de tu padre y lo vi entrar a ese antro de masones. Esperé a que saliera y descargué la correa de mi cinturón sobre su cuerpo sin cesar hasta llegar a casa. Después de ese día nunca más lo vi con el poeta. Y ahora tú, mi nieto, me escribes desde Argentina para darme lo que tú llamas una buena noticia. No has respetado el trabajo que hice en Bórcor, arrancando las malas hierbas, dragando las aguas podridas, barriendo la escoria y dejando el pueblo limpio para las nuevas generaciones ¿Cómo es qué fallé contigo?
Raúl se aflojó cuando vio la luna cayendo en vertical sobre el volcán. La camisa blanca tenía ya el color de su piel y el miedo líquido le bajaba por los pantalones. Tendrías que haberlo visto. Lo obligué a que se diera la vuelta. Un alcaraván revoloteó por encima reconociendo a la carroña. Las mandíbulas le batían sin parar. No me mates me dijo, y rompió a llorar. Sé un hombre al menos en tu minuto final y no mueras como una mujer. No he hecho nada, me suplicaba. ¡Ah no! ¿y esa sarta de escritos nauseabundos que declamabas en el pueblo? Y su mirada enrojecida intentó desafiarme pero no pronunció palabra, solo escuchamos el aleteo y los graznidos de los pájaros ¡Póngase firme! La frente le brillaba. La detonación recorrió el barranco y retumbó en el cráter. Aún no hemos terminado le dije a tu tío Elías, pero si ya está muerto, me replicó. No, me falta quemar todos sus libros.
Treinta años después de aquella gesta me escribes que tu padre antes de fallecer te dio los manuscritos del falso poeta, que los sacaste clandestinamente de España y que lo editarán en Buenos Aires. Porqué no te preocupaste en publicar mis loas, mis odas a Bórcor, a sus montañas, o la lava que se rinde a la orilla de la mar. Y ahora me hieres de muerte cuando me dices que tu padre y ese poeta olvidado fueron más que buenos amigos.
Safe Creative #1201290991606

50 comentarios:

  1. Felicidad queerida, muy feliz al regresar siempre a tu espectacular blog, donde la literatura se viste de fiesta.Aplaudo tu profundo relato.
    Agradezco infinitamente tu visita a mi sitio y tan maravilloso comentario que apoya mucho a mi ser.
    Buen inicio de semana
    Abrazos y besos
    Raquel Luisa Teppich

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raquel, tu llegada desde Mar del Plata al Cefé Literario es una alegría.
      Tus palabras siempre amables y generosas por provenir de una poeta tan intensa y sensible como tú, me hacen feliz.
      Gracias por tu presencia y comenatrio.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  2. Imagino que personaje y acción son ficticios pero no he pòdido evitar, desde las primeras líneas, acordarme de Federico García Lorca. En su caso, nadie entregó la vida por él aunque, todos los días, cuando la intolerancia política remueve su aguijón de alacrán, son muchos los que mueren por su veneno.
    Perfecta esa conjunción del pasado con el presente, a través de una carta que sacude recuerdos, despeja incógnitas y desencadena irreverencias aunque pesen. Igualmente, esa fusión de las dos voces del relato, me ha parecido de gran maestría. Siempre me sorprendes y siempre me voy encantada de tu blog con un trocito de una buena literatura debajo del brazo.
    Permíteme que hoy me despida con unos versos de mi querido Lorca:

    "Quiero dormir un rato,
    un rato, un minuto, un siglo;
    pero que todos sepan que no he muerto".

    Gacela 7ª (Gacela de la muerte oscura)

    Un beso, Felicidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, a lo largo de la historia, nosostros tenemos un pasado ciertamente terrible en este aspecto, diferentes poderes y en distintos lugares han pretendido acallar la voz de los poetas, de los escritores, de los artistas... por diversos procedimientos. Una bala puede poner fin a una vida pero, como en el caso de Federico García Lorca y tantos otros, su poesía ha sobrevivido. Es inevitable que ante la barbarie, más tarde o más temprano, se haga la luz. Sin duda Federico emerge en este relato pero también muchos poetas y escritores canarios y que corrieron la misma suerte.
      Gracias Marisa por poner calidad en este blog con tu análisis certero y profundo en lo que respecta al relato. Agradecerte también tus consideraciones amables y, por supuesto, por dejar estos versos tan ad hoc del gran Federica García Lorca.
      Un gran abrazo amiga

      Eliminar
  3. Ciertamente se trata de la ejecución de alguien, tan solo por expresar su opinión. Afortunadamente su obra pudo salir indemne de tamaña atrocidad.
    Nunca había oido hablar de los alcaravanes y he ido a buscar una imagen para imaginarlos graznar.
    Felicidad, nuevamente una historia extremecedora con una descripción paisajística plagade de detalles. Me encantaste.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Towanda, aquí en Canarias (Tenerife), hubo un gran número de estas aves, aunque los cambios medioambientales han reducido bastante su población. Son pájaros que se mueven en la noche básicamente y tienen un graznido espeluznante. Lo he escuchado en contadas ocasiones, en alguna excursión nocturna y dan mucho miedo.
      Amiga agradecer tu paso y lectura en este Café Literario. Prometo para el próximo relato ahuyentar a los alcaravanes.
      Un gran abrazo amiga

      Eliminar
  4. Censura, prejuicos, cobardía, incomprensión...

    Un relato fabuloso, que me ha traído muchos recuerdos de los años 70, donde comprábamos libros en forma clandestina de escritores extranjeros, y por supuesto algunos talentos del arte argentino, tuvieron que "volar" de nuestra patria.

    Todavía conservo una colección completa.

    Excelente y estética narración querida Felicidad, disfruto cada domingo tus lecturas.

    Un abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adriana, durante muchos años en España también para leer determiandos libros, tenían que adquirirse clandestinamente y muchos poetas y escritores llegaban editados de Buenos Aires, Santiago de Chile, México, Puerto Rico, etc. Son las tragedias que nuestros países han vivido en distintos momentos de su historia.
      Gracias, Adriana, por invertir parte de cada domingo en pasarte por Café Literario y dejar siempr tus lúcidas y amables impresiones.
      Un cálido y enorme abrazo

      Eliminar
  5. Lamentablemente la falta de libertad de expresión en ciertas épocas hacia que los poetas fueran la única luz visible a las circunstancias que envolvían a la sociedad y las inquietudes que emergían de sus espíritus luchadores. Conseguían transcender las dificultades del momento incluso a riesgo propio de su vida , eran grandes tanto a nivel literario como luchadores por la libertad y los derechos humanos.Tu texto es maravilloso estimada amiga Felicidad , puedo imaginar esos momentos detallados y revivirlos,la noche , los graznidos de los alcaravanes, la inquietud en la boca del cráter... Es un placer cada domingo sumergirme en tus relatos y disfrutarlos enormemente.Te felicito y admiro amiga.

    Un fuerte Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raelynn, la voz y la palabra siempre ha sido sospechosa a los regímenes y a los pensamientos totalitarios. La creación artística y, en particular, la literaria ha sido perseguida a lo largo de la historia por esa capacidad de no admitir ataduras. Muchos poetas y escritores tuvieron la valentía, como bien señalas, de poner su voz al servicio de quienes no la tenían o no podían elevarla y desde la estética y la creación testimoniaron injusticias y lucharon por un mundo mejor. Las vidas pueden truncarse pero el verso, la escritura ahí están, al alcance de todos como un patrimonio común.
      Agradezco Raelynn que te hayas acercado al blog y hayas expresado de una forma tan sensible lo que el relato transmite. Gracias también por tus generosas palabras.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  6. Un relato que transporta a otras épocas, afortunadamente, pasadas en España.Gracias por tus relatos y tu visita a mi blog.Es todo un placer para mí leerte.Uno de los mejores blog que visito.Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepi, ciertamente el relato se remonta a tiempos ya pasados en nuestro país, pero lamentablemente aún vigente en algunos lugares en la actualidad.
      Gracias por leerme y por tu comentario amable.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  7. Oi Felicidade,

    Sempre é um prazer imenso poder ter ler. Você escreve suas história com uma louvável maestria. Adorei sua narrativa.
    Não conhecia essa aves com o nome de maçaricos. Esses pássaros deve ter um coaxar que dá medo.
    Desejo uma semana maravilhosa cheia de energias positivas, muita paz e muita luz. Beijos grande em teu coração.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Smarei, los alcaravanes que tienen una presencia que a simple vista no asustan, sus graznidos nocturnos que suelen ser persistentes sí que dan miedo.
      Amiga, agradezco tu presencia en este Café Literario cada semana y tus amables consideraciones y la valoración que haces del relato.
      También te deseo una feliz y positiva semana.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  8. Cinco minutos intensos. Certera y rápida, con maestría y talento incuestionables, describes, pintas, iluminas, seduces, hipnotizas. Al margen de cada escena y su argumento, del paisaje y su música, admiro en ti tu capacidad para conducir al lector por un camino de fascinación creciente y dejarlo al fin transformado en una nueva versión mejorada de sí mismo. Así, cinco minutos para una metamorfosis líquida donde incorporar algo a esta eterna sed de belleza que somos.

    Cinco minutos imprescindibles de Felicidad que nunca defrauda.

    Mi enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier, honestamente me ha emocionado mucho tu comentario que valoro como estímulo para trabajar y mejorar en esta pasión que es la literatura.
      Siempre intento que el lector sea parte, de una manera u otra, del relato, de su trama y desenvolvimiento.
      Gracias por tu generosas apreciaciones.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  9. Felicidad uno de tus más intensos cuentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, es un relato con varias ramificaciones emocionales y de ahí deriva esa intensidad.
      Amigo peruano gracias por entrar a este Café Literario y dejar tus impresiones.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  10. Me remito inmediatamente a Garcia Lorca. Acusado de adherirse a la rebelion, cometiendo el pecado de pensar distinto... los ecos de acallar las voces discrepantes todavia resuenan muy fuerte, aun escucho graznar alcaravanes... se ocultan, se mimetizan pero siempre estan listos.
    Un maravilloso relato, Felicidad, donde se revela el talento especial que tenes para procesar una idea y plasmarla en una historia.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carolina, en pensamiento y regímenes intolerantes no cabe la diferencia, ni la voz libre. A lo largo de la historia el arte en general y la literatura en este caso del relato, han sufrido ataques continuos ataques por su capacidad para dotar de palabra a quienes no la tienen y por expresarse libremente y se ha materializado en censuras, inquisiciones, quema de libros, represiones de todo tipo, etc. Pero las vidas pasan, en cambio las obras permanecen y testimonian. Y, por supuesto, los alcaravanes que se ocultan en la oscuridad siempre están dispuestos a remontar el vuelo.
      Gracias, amiga, por dedicar tiempo a la lectura en el Café Literario y por tus interesantes comentarios.
      Un cálido abrazo

      Eliminar
  11. Es una absoluta gozada leerte Felicidad. Te dejé un saludo en tu facebook. Aún sin conocernos personalmente, siento una especial cercanía contigo a través de lo que escribes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diego, gracias por leer en este Café Literario.
      Te agradezco que siempre destines tiempo a entrar en el blog y dejar tus amables comentarios. Espero que todo marche bien en tus actividades literarias que sigo en tu blog y en facebook.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  12. Felicidad, ojalá que nunca mas se vuelva a pasar por esas épocas de oscurantismo, cuando el poeta es un loco, o el enemigo publico numero uno,porque tiene la valentía de expresar sus sentimiento o sus ideas.
    Es muy cierto que Argentina, México, Uruguay, y en general el continente americano, dio cobijo a tanto intelectual que tuvo que salir de su país, y hacer nido en otro tan lejano.
    Un place leerte, amiga, y reflexionar contigo sobre los hechos ocurridos.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, la verdad es que me uno a tu deseo de que la ignorancia no sepulte al conocimeinto y a la creación artística. Lamentablemente aún hoy hay escritores, en algunos lugares, a los que se les coarta su libertad y su capacidad para crear. Pero la palabra, tarde o temprano, no conoce de ataduras. En una época difícil para nuestro país América Latina y muchos de los países, como los que citas, dieron protección a tantos intelectuales y donde fue posible que su obra siguiera su curso.
      María, cómo agradecerte tu presencia de cada semana en este Café Literario, tu venida desde el hermoso y acogedor país de Venezuela.
      Un gran abrazo, amiga

      Eliminar
  13. ¡Cuántos barrancos de nuestras islas esconden historias de alcaravanes!
    Tu relato me ha calado muy dentro. Tienes el arte de conducirnos a vivir la trama y hasta sentir los graznidos de tantas noches de infamia.
    Venir a tu espacio y disfrutar tus letras es un lujo que me regalo cada semana.
    Gracias, mi niña, por estar ahí y escribir con tanta maestría.
    Un abrazo cercano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juglar, la orografía de nuestras islas con sus barrancos y sus volcanes están llenas historias y leyendas. Algunas iluminadas y enriquecidas por el paisaje, otras, más siniestras, insinuadas en voz baja o certificadas por la historia.
      Juglar, me hace muy feliz que te acerques al Café Literario y me comentes desde la cercanía del territorio compartido.
      Agradezco, amiga, tus generosas palabras.
      Un gran y próximo abrazo

      Eliminar
  14. La peste de la poesía no tiene cura.

    García Márquez también tiene un cuento con ese título, sé que lo sabes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anuar, la poesía y la cultura en general, siempre se ha considerado un arma peligrosa para regímenes y pensamientos totalitarios. Las palabras ponen voz al silencio y desde la libre expresión y en diferentes momentos de la historia se ha intentado acallar de una manera u otra. Solo que el verso tiene una vida muy prolongada y no es posible ponerle rejas.
      No conozco el cuento que me citas de García Márquez pero repararé esta falta rápidamente.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  15. Felicidad,espeluznante y real tu relato,amiga.
    Me ha recordado muertes de algunos poetas,como García Lorca...
    Ese abuelo cabezota y asesino se ha llevado una tremenda sorpresa,al darse cuenta de que el poeta sigue vivo en el alma de su hijo y su nieto...
    QUÉ MARAVILLA,COMO SURGE LA VOZ FRIA Y ODIOSA DEL AUTORITARISMO...Y A CONTINUACIÓN,DESPUÉS DEL TIRO MORTÍFERO,SE OYE EL ECO DE LA POESÍA RECORRIENDO EL ALMA DE TODOS LOS TIEMPOS...!!
    La palabra escrita con el corazón se abre paso por todas las sendas y caminos hasta llegar a su destino.
    Mi felicitación por la claridad,maestría y talento,que derrocha tu escrito...El mensaje salta por encima de todos los tiros...¡¡VEMOS EL ALMA DEL POETA...!!
    Mi abrazo inmenso y mi ánimo siempre,Felicidad.
    M.JESÚS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Jesús, no es fácil colocarse en la mente de alguien que puede pensar y actuar como el personaje, pero era el recurso para expresar mejor la sinrazón de la violencia y de prentender matar la voz del poeta. Esta nunca muere y, mas tarde o más temprano, termina surgiendo por encima de los graznidos de cualquier alcaraván.
      Gracias por tu siempre certero comentario y, por supuesto, por la amabilidad de tus palabras.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  16. Siempre me dejas estupefacta Felicidad, me entusiasma mucho tu forma de escribir, un abrazo feliz,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, gracias por venir desde Santiago de Chile al Café Literario y por dejar tus palabras tan deferentes.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  17. Felicidad: que gusto volver a leerte. Una historia que duele, retrocede en el tiempo y lleva a los tiempos de la guerra civil y sus crímenes.

    En todos los países se han vivido tiempos de oscurantismo, en mi patria también y duele remover los recuerdos que se comparan con tus letras y me hace ver que el egoísmo de los hombres es igual en todas partes.
    Felicitaciones por el premio, bien merecido.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariarosa, lamentablemente la intolerancia no es propia de un solo país, sino está inserta en algunos comportamientos de la condición humana. Se siente amenazados por la libertad de expresión, por libertad de pensamiento y en períodos de la historia, y también en la actualidad en algunos lugares, tratan de acallar la voz de los creadores. El tiempo siempre termina desmontando la sinrazón.
      Amiga, gracias por venir al Café Literario y dejar tu mensaje
      Un gran abrazo

      Eliminar
  18. Logras conducirnos y penetrar en tu relato como mero espectador de tan trágicos acontecimientos. Historias no tan lejanas acaecidas y perseguidas en regímenes donde la falta de libertad de ideas era perseguida. Escritores y poetas dejaron en sus escritos los testimonios de tanta represión…cuantos manuscritos salieron clandestinamente de tantos países autoritarios, hoy gracias a ello podemos admirar su obra.
    No sé si tu personaje es de ficción o real, pero si te puedo decir que la maestría y el talento están en tu relato.
    Felicidad, mi felicitación más sincera.

    Un grande y cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sneyder, poetas y escritores han testimoniado su realidad y su entorno con su herramientas y su estética. A los que les ha tocado bregar con tiempos difíciles se han expuesto con su vida y con su obra. A algunos les fue arrebatada pero la palabra desde que nace sabe que su destino es tener un largo recorrido, en el espacio y en el tiempo. Y así ha sido en el caso de muchos creadores. Nuestro país ha sido un ejemplo de ello, aunque desgraciadamente no el único.
      Sneyder, gracias por la amabilidad de venir al Café Literario y por hacerme saber tu parecer.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  19. Una historia que hasta desde ultramar nos es común, cruzando codilleras, contintes, poetas, escritores que involuntariamente -o no- con su sangre escribieron las letras mejores.
    Desgarrador realmente, pero hermoso a la vez.
    Conmovedor!
    Cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perla, son historias comunes, que se han repetido en muchos lugares. El arte y esa particularidad de libertad creativa que posee, ha levantado recelos en muchos sectores y poetas, escritores, artistas en general han sido perseguidos o sus obras censuradas o prohibidas.
      Gracias amiga por acercarte desde Argentina a este blog y dejar tu comentario.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  20. HOLA QUERIDA FELICIDAD
    SUBLIME TU RELATO.
    POR SUERTE LA PALABRA ESCRITA PERDURARÁ POR SIEMPRE AUNQUE LA CENSURA QUIERA ACALLAR SU VOZ.
    LOS POETAS Y LOS ESCRITORES EN TODOS LOS TIEMPOS HAN TENIDO QUE LUCHAR POR SUS IDEALES, CON PERSEVERANCIA. NO ES TRABAJO PARA QUIEN AMA EL ARTE Y DEFIENDE LO SUYO. SE INMORALIZARÁN SUS OBRAS.

    BESITOS
    GRACIAS POR TODOS TUS MENSAJES AMIGA QUERIDA.
    LOS VALORO MUCHO, ES QUE SON UN ESTIMULO ENORME PARA MI.

    CARIÑOS MILES.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luján, la palabra escrita, lo expresas bien, perdurará más allá de las balas o las porhibiciones, las cárceles o la censura. Al arte, la literatura por su propia naturaleza creativa no admite ataduras. Y la historia nos ha dado bastantes ejmplos de ello.
      Escribir es una labor ardua, difícil, solitaria...en sí misma, mucho más compleja se vuelve en ambientes totalitarios.
      Amiga, gracias por tus palabras y por venir cada semana al Café Literario.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  21. Que bien narras amiga historias que me suenan conocidas, de ellas solo fueron testigos nuestros barrancos y alcaravanes, nuestros riscos y nuestras simas, esas que también fueron los ataúdes de tantos.
    Un besote amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 40añera, como isleñas conocemos nuestra orografía y los turbios momentos en que la historia se enredó en su formas. Secretos que que la propia historia termona revelando
      Y queda tanto por saber.
      Gracias amiga por anclar tu barco frente a las costas de este blog.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  22. Siempre es importante cuidar la memoria,
    aunque duela o traiga del pasado momentos trágicos.
    Manera de no repetir los errores, es recordarlos.
    La verdad nunca muere.
    Te felicito Felicidad, tu pluma es ¡GENIAL!
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mara, recordar es un buen ejercicio para mantener la memoria viva. Pues la se sabe que el olvido acarrea el riesgo y la tentación de repetir tragedias que nuna se debieron producir. Estoy totalmente de acuerdo contigo la verdad no prescribe.
      Agradezco tus palabras
      Un gran abrazo

      Eliminar
  23. Ud domina un arte de dominar la expresión para bucear en las emociones de los protagonistas; abre abanicos de posibilidades que mantienen atento al lector. Atento y Enamorado de sus relatos.
    http://enfugayremolino.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, es muy amable en sus consideraciones y apreciaciones. Bien es cierto que siempre que escribo intento indagar y profundizar en las emociones de los personajes, en las emociones que los seres humanos experimentamos.
      Muy agradecida de su visita al Café Literario.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  24. La verdad que si bien, el tema puede tener un punto determinado, a mí me ha dado el ampliarlo a tantas más cosas, físicas, o emocionales, en donde tenemos o alguien tiene, todo lo que la escena sugiere. Es un proceso desolador, especialmente cuando las aves gritan, y se evade llegar a la boca del crater.

    Sin duda históricamente, cambiando fechas y lugares, el texto mueve conciencias y emociones en diferentes partes del mundo. Por lo tanto se hace una historia que nos une, ya sea por que se ha vivido de forma tangible o intangible, ambas duelen al recordarlas.

    Gracias por tu inmenso comentario en mi espacio. Abrazo grande

    Anouna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anouna, la escena que envuelve el relato es tan desoladora como la historia que cuenta. Pese a estar centrada en un lugar determinado y en un tiempo, ha sido curioso comprobar, como ha ramovido conciencias y emociones en otras partes tal y como señalas. Conviene, por tanto, poner voz a lo que nunca debería repetirse.
      Amiga Anouna, agradecida de tu visista al Café Literario.
      Un gran abrazo

      Eliminar
  25. Hola amiga, he leido los comentarios que hoy son especialmente interesantes y no tengo nada que añadir, solo gracias por escribir así de bien.
    Un bico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alondra, sí, tienes toda la razón. Los comentarios de los lectors de este relato han sido intensos y como señalaba Anouna, ha conmovido en distintos lugares pero con historias reconocibles y cercanas.
      Gracias amiga por entrar al Café Literario. Siempre una alegría para mi.
      Un gran abrazo

      Eliminar