Biografía Literaria

Felicidad Batista (Arafo, Tenerife). Licenciada en Geografía e Historia. Especialidad en Historia del Arte. Escritora y bibliotecaria de la Biblioteca de Presidencia del Gobierno de Canarias. Autora de la novela Finis Mare 1ª ed. (2017), 2ª ed. (2018), 1ª reimpresión 2020; Relatos de la Patagonia (2017), 3ª reimpresión 2019 y Los espejos que se miran (2014), 2ª reimpresión 2018.

Ha publicado en treinta y cinco antologías. Ha escrito para revistas literarias en Venezuela, Argentina, Chile, Perú y España. Ha colaborado en secciones literarias de periódicos canarios y de Aragón y Valencia.

Declarada su actividad literaria de Interés Cultural por la Secretaría Cultural de Mar del Plata (Argentina).

Vicepresidenta de la Asociación Cultural Canaria de Escritores-ACTE, donde dirige la colección de narrativa Teide. Socia de la Asociación Cultural Canario Argentina Pedro Lino (ACCA). Pertenece al colectivo literario Generación Bibliocafé de Valencia.

Colabora en las revistas digitales Tamasma Cultura en la sección “Tinta de drago” y en Tenerife en Activo. Pertenece al grupo literario “Voces desde la intimidad”. Participa en el programa de radio cultural Faro al Sur de Argentina con la sección “Desde el otro faro”. Impartió una master class sobre el género del microrrelato en UNICEN, Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (Quequén), en el I Encuentro Internacional de Microrrelato organizado por el Centro Cultural Kemkem. Participó en el Festival de Literatura y Viajes “Periplo” (Puerto de la Cruz). Jurado de certámenes literarios internacionales en Argentina, Chile y España.

Primer premio I Certamen Pleamar de Microrrelato, Argentina. Segundo Premio 55º Concurso Internacional Poesía y Narrativa, Argentina. Segundo Premio XIII Certamen del Centro Cultural del Tango, Argentina. Tercer Premio XII Certamen del Centro Cultural del Tango, Argentina, Premiada en el Concurso Literario Gonzalo Rojas Pizarro y en el Certamen Internacional Lebu en pocas palabras en Chile. Primeras Menciones, Menciones especiales, de honor y finalista de distintos certámenes literarios nacionales e internacionales.

domingo, 29 de mayo de 2011

Buenos Aires 1929

Siempre te espero sentada en el ambigú frente a una copa de Chartreuse verde. Te abres paso rasgando la nube blanca que envuelve la sala. Me gusta cuando llevas la chaqueta cruzada y el sombrero negro, ligeramente ladeado, y ese cigarrillo viajero entre los dedos y tus labios. Observas el lugar como se despliega el periscopio de un submarino: sigiloso y rolando lento. Tiemblo por si las velas de mi barco no se registran en tu campo de visión y todo me da vueltas como si estuviera atrapada en una puerta giratoria y, antes de sucumbir al mareo seguro, tu sonrisa me ancla a ti. Entonces desenfoco tu imagen y me pierdo en las parejas que hilvanan los primeros pasos de un tango. Transporto los compases de la música a la superficie de la mesa a través de mis dedos danzarines. Y ya percibo tu olor a tabaco de Virginia antes de que levantes el sombrero y me tiendas la mano. Y bebo el último sorbo del licor francés. Mis ojos, ahora sí, se refugian en los tuyos, negros como las noches de tormenta y brillantes como el Río de la Plata cuando mece a la luna llena. Tu mano rodea mi cintura y la mía se aferra a tu hombro; sigo tus pasos seguros mientras el bandoneón me lleva a susurrarte al oído que el mundo somos tú y yo. Entra tu pierna y la mía sube, entre las tuyas, como gata atrevida mientras te cuento que el cielo es mi nuevo arrabal. Y tus labios se despliegan cómplices de los míos. Entrelazadas las manos, recorro las esquinas de nuestro refugio. Y mi rostro y tu rostro cuando se rozan perecen desafiar los malos presagios. En el Norte, Ricardo, los hombres de negocios se lanzan por las ventanas y la pobreza y la guerra están apostadas en las cercanías de América y Europa, pero a tu lado viajo por esta pista de baile, como en un aeroplano, rumbo a las nubes. Me llevas, voy, te arrastro, me giro entre tus brazos muralla, me elevas, me persigues, te abandono, me buscas, te encuentro y te revelo, entre las notas del piano, la trama de los violines, y los pasos de tango, que el último minuto puede llegar ya, cuando quiera.




37 comentarios:

  1. Con razón te pidieron que lo edites de nuevo, es toda una joyita.
    A través de tus letras, me sentí bailando ese tango,sensual y apasionado.
    Adoro como escribes, te has convertido en mi adicción, no tardes tanto en publicar...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  2. Yuhuuuuuuuuuuuuuuu, fui la primera!!!!
    jajajajajajaja
    Más besos, Scarlet2807

    ResponderEliminar
  3. Este relato es un tango, Felicidad!
    La atmosfera de sensualidad que recreas es exquisita, imaginé que estaba en el salon observando toda la escena. Gran expresividad! Besos.


    P:D: Recibiste mi email, verdad?

    ResponderEliminar
  4. Scarlet, quiero agradecerte lo amable que eres y que sigas con tanta atención mis entradas. El relato tiene un título concreto pero quienes lo leyeron hace algún tiempo le pusieron el sobrenombre de "El tango" y así es conocido por algunas personas. La verdad es que traté de reflejar los pasos y el baile. Y,sí, fuiste la primera.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  5. Carolina, como le indicaba a Scarlet traté por todos los medios de llevarme la música y los pasos al relato, al menos lo intenté. Quise crear un ambiente determinado con una banda sonora de fondo.
    Recibí tu correo, gracias.
    Un fuerte abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  6. Y muchas Felicidades Felicidad, realmente un relato precioso que se merece el mejor de los lugares. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  7. Mariela, gracias por tu constancia y por pasarte siempre por este Café Literario. Tus comentarios son muy amables.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  8. Que bien descrita esa atmósfera sensual y escapista en una época difícil de la historia, esos cuerpos que se funden en los pasos del baile, hasta lograr el olvido del mundo que les rodea.
    Magnifico relato Felicidad, un gusto siempre leerte y disfrutar de tus bellas imágenes.
    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado el ambiente, me recuerda mucho cuando me gusta alguien, porque que la verdad muero si no me vuelvo parte de su atmósfera visual.
    Es un hermoso relato, y me alegro mucho que te lo hayan pedido de nuevo. Un saludo muy grande desde Colombia. Temo que debo ausentarme por 1 mes entero por aquello de los parciales, pero no demoraré de nuevo en volverte a leer!

    ResponderEliminar
  10. María, es muy imporante el escenario histórico en el que se desenvuelve la historia y de como el amor, reduce, minimiza, la amenaza exterior.
    María, como siempre gracias por acercarte cada semana desde Caracas hasta este Café Literario.
    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  11. Lyla, lo más importante ahora es sumergirte en las profundidades del estudio y sacar adelante los parciales. Tiempo habrá de leer este blog y cualquier otro. Espero y deseo que tus resultados sean magníficos. Ya me comentarás como ha ido todo. Sé que eres talentosa pero aún así te deseo mucha suerte.
    Un enorme abrazo a Colombia.

    ResponderEliminar
  12. se puede escuchar la música en este relato!!
    Maravilloso Felicidad! besos

    ResponderEliminar
  13. HERMOSO RELATO FELICIDAD!!!
    TE TRANSPORTA A UN PASADO EN SU TRAMA, TAN PERFECTA Y SOBRIA.
    MERECE SER PUBLICADO MUCHAS VECES PORQUE SON JOYITAS.

    TE FELICITO REALMENTE, ERES UNA MAESTRA PARA LOS TEXTOS BREVES.

    BESITOS
    CARIÑOS DE SIEMPRE

    ResponderEliminar
  14. Paula, he pretendido, en el relato, y a través del lenguaje, hacer sonar la música. Agradezco mucho tu comentario y gracias por entrar en el Café Literario.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  15. Luján, cómo agradecer tus hermosas palabras y tus amables y generosos comentarios. Espero merecerlos. Siempre he intentado la sobriedad y contención que precisa cada relato. Unas veces se logra y otras no.
    Un enorme abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  16. excelente relato,felicidades

    ResponderEliminar
  17. Felicidad,tomas la pluma y la mueves con tal maestría que, la mente y el corazón disfrutan de ese equilibrio entre lo real y lo emocional.Y ahí estamos viviendo cada instante en que el amor nos lleva a través de la música y la sensualidad a otros niveles de verdadera plenitud.
    Mi felicitación por la mezcla de perspectivas y la entrega que pones en las letras.
    Mi abrazo inmenso siempre y mi ánimo,amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  18. Más vale tarde que nunca, amiga. Siempre estoy aquí, aunque no llegue a escribirte nada porque dejo para hacerlo, justo cuando leo tus comentarios (para disfrutarlos), y eso ocurre por la noche. Con ellos, me siento comprendida y halagada y quiero escribirte para decirte que leo tus relatos valiosos y no llego con la mente despejada. Hoy te escribo desde plena mañana, radiante de sol,y con un frío de invierno instalándose de a poco en nuestro entorno sureño. Este relato tuyo reboza sensualidad.Las metáforas con que narras simplemente un encuentro al amparo de la melancólica melodía del tango, lo llenan de profundidad. Para quien como yo ama el tango, este relato te produce un cosquilleo en el cuerpo, abrumador, llevándote a compartir con los protagonistas, la pasión de la unión de los cuerpos en una coreografía sublime. Te felicito, Felicidad, porque eres la autora y por el reconocimiento brindado con total justicia. Yo había escrito un relato brevísimo en mi nuevo Blog con fecha 16 de mayo, dedicado a vos. Espero te guste y te reencuentres por un minuto con los cafés de Buenos Aires.Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  19. Taio, gracias por tu visita y por tu comentario. Agradezco tu entrada en este Café literario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. María Jesús, quise que una música tan sensual como la del tango se deslizara entre las palabras como entre los pasos. Lo intenté.
    Tus comentarios me ayudan a seguir trabajando, a bregar en este duro oficio de la escritura, compensa que después de escrbir te lean y sí, además, te comentan, es una grata satisfacción.
    Muchas gracias por venir cada semana. Un honor.
    Amiga, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  21. Millz, no te imaginas la plena felicidad y nostalgia que me ha embargado al acudir a tu blog y leer "Retrato", ese texto que hace un recorrido sentimental por los Cafés Literarios de Buenos Aires, por donde anduve, no hace mucho, bajo la caricia de una ola de aire polar. Reflejas con total nitidez la emociones y sensaciones que experimenté, sentada, apurando cortados, deshaciendo lecturas, deslizando la tinta sobre un cuaderno de notas. Y a la espera de que Borges, Storni o Cortázar franquearan la puerta de cualquiera de estos lugares.
    Te agradezco la dedicatoria que es un gran honor para mí y que me hayas traído esos refugios de Buenos Aires a este modesto Café Literario.
    Un gran abrazo amiga

    ResponderEliminar
  22. HOLA FELICIDAD
    TE FELICITO REALMENTE PORQUE INTERPRETASTE A LA PERFECCIÓN MI POEMA SOBRE LAS MÁSCARAS DE LA GENTE SOBERBIA.

    INTELIGENTE Y SABIO COMENTARIO.
    BESITOS
    CARIÑOS MILES PARA VOS.

    ResponderEliminar
  23. Felicidad, como argentina y tanguera, tu historia me ha encantado. Los imaginé bailando en el Armenonville, que fue uno de los más famosos salones de baile de esa época en Buenos Aires. Me has emocionado ya que conseguiste lograr conectar al lector con el ambiente de esos salones de baile.Hermoso relato.

    Un saludo.

    mariarosa

    Mariarosa, a pesar de que tu comentario no pudo entrar por la vía habitual, lo inserto aquí y te agradezco tu generosa opinión. Valiosísima por venir de una argentina y tanguera.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  24. Como ya te comenté, paso a dejarte un beso y agradecerte, tu cariñoso comentario, que dejaste en mi blog...
    Que tengas un bello fin de semana
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  25. Y yo te vuelvo a visitar para dejarte otro abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  26. FELICIDAD GRACIAS POR TUS BONITAS PALABRAS CON RESPECTO AL HOMENAJE DE MI AMIGA MASCAB.

    NO CREO MERECER TANTO, ME SIENTO PEQUEÑA FRENTE A ELOGIOS QUE ME COLOCAN TAN EN LO ALTO QUE ME VOY A CAER DE UNA JIJI.

    TU SÍ QUE ERES TALENTOSA, AMIGA.

    HE LEIDO COMENTARIOS EN OTROS BLOGS, ESPECIALEMTE EN EL DE CAROLINA, SOBRE LOS PIRATAS QUE ME HA ASOMBRADO.

    MUCHA SABIDURIA Y CULTURA.

    TE FELICITO.

    BESITOS

    ResponderEliminar
  27. Por fin llegue!!

    La intimidad y sensualidad del tango narrada de una forma exquisita, cada detalle me fue llevando hacia el viejo San Telmo en Bs. As. donde el tango fluye con luz propia.

    He podido comentar cambiando de navegados.

    Un abrazo Felicidad y gracias por tu cercanìa y amistad.

    ResponderEliminar
  28. Magnífico relato querida amiga Felicidad,muy hondo el mistico San Telmo, esta muy bello, estuve el mes anterior, cuando viajé a presentar mi poemario Pastora de Palabras,en la 37º Feria del Libro...Mis aplausos a tu blog.Gracias por tu comentario en el mío...
    Buen domingo
    Abrazos y besos
    Raquel Luisa Teppich

    ResponderEliminar
  29. Me he sumergido en los movimientos de ese tango, en las cadencias de la suave música, en los pasos sensuales de tus letras, en esos ojos "negros como las noches de tormenta y brillantes como el Río de la Plata cuando mece a la luna llena".
    Eres una maestra de la descripción, Felicidad, ya te lo he dicho en alguna otra ocasión. Tu capacidad descriptiva llega a cotas realmente sorprendentes, y es un enorme placer disfrutar de ello. Gracias.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  30. El Tango es una representación intensa y certera del amor con sus vidas y con sus muertes. Un relato con sabor nostálgico y que instala una atmósfera adecuada y nos transporta, como las notas del bandoneón, como el deslizar de los pies sobre la pista. Un estado mental y emocional que permite el olvido del mundo tal y como la protagonista lo enuncia.
    Muchos cariños!

    ResponderEliminar
  31. Adriana, lo bueno de la literatura es lo lejos que nos permite viajar y, a mi, escribir este texto me regresó por unos momentos a Buenos Aires. Y San Telmo estuvo en mi mente todo el tiempo.
    Gracias por intentar dejar en varias ocasiones tu comentario pero, sobre todo, por segurime y ser muy amable en tus opiniones.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  32. Kelly, felicitaciones por la publicación de tu libro de poemas y la presenteción del libro, en la Feria de Buenos Aires. Te deseo todo el éxito del mundo.
    Agradecida que entres en mi Café literario y me leas.
    Abrazos, amiga

    ResponderEliminar
  33. Marisa, sé que eres muy generosa a la hora de enjuiciar mis relatos. Es cierto que trabajo mucho la descripción, como un elemento, más bien como un personaje más, a través del cual entorno y personaje se iluminan y adquieren su verdadero sentido. En este relato está el contexto histórico que envuelve un sala de baile y sus múltiples detalles, que a su vez, rodea a dos personajes y sus mundos.
    Gracias por pasarte por el Café literario
    Un gran abrazo, Marisa.

    ResponderEliminar
  34. Eva, esas y otras "tropelías" se cometen en los originarios estados de enamoramiento, poco o nada importa el exterior, el verdadero mundo el personaje los sitúa en su relación. LAa vida vendrá luego. Los que sí intenté fue llevar el tango, su música, su sentido al texto. Esa fue una obsesión.
    Abrazos al Chile austral.

    ResponderEliminar
  35. Hola Felicidad, el relato se desliza suave por mi mente. Me embriaga.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  36. Valandan, con este relato he pretendido desplegar la musicalidad del tango, situar a los personajes en un salón de baile cuando afuera, el mundo se desmorona.
    Gracias por entrar al Café Literario y por dejar tu comentario.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  37. Como siempre amiga, ya se que te sientes muy a gusto navegando en los brazos de tu amor y bailando ese tango que te hace evocar etapas pasadas tal vez en otra vida.

    Precioso relato que nos lleva en andas hacia otro mundo. El que trasformas con tus letras.
    Muchos besos,

    ResponderEliminar